Píldoras quirúrgicas: Los genitales de los niños

La primera revisión de un recién nacido es fundamental para el seguimiento de cualquier niño. Además del los órganos vitales no hay que olvidar y pensar que es secundario la exploración de los genitales tanto a los niños como a las niñas.

Si es una niña hay que hacer una exploración minuciosa de sus genitales. Hay que comprobar presencia, tamaño y situación del clítoris, y capuchón clitorídeo. La posición, tamaño de los labios mayores y menores, así como la visualización del meato uretral (orificio por donde sale la orina). El orificio uretral debe estar por debajo del clítoris y por encima orificio vaginal. Por debajo estará la horquilla vulvar que es la estructura que separa la vulva del ano mediante el perineo.

En el caso de los niños hay que revisar el pene, haciendo una descripción del la localización y tamaño del mismo. valorar la integridad del prepucio, si el meato está centrado en el glande. Los testículos deben estar dentro de las bolsas escrotales, comprobar tamaño y consistencia de los mismos.